Los mártires de Argelia han sido beatificados el 8 de diciembre en Orán


Las españolas, agustinas misioneras, Esther y Cari, asesinadas cuando regresaban de misa en 1994, en medio de las revueltas en Argelia junto a 17 religiosos, 19 en total, han sido beatificados el 8 de diciembre en el Santuario de Nuestra Señora de Santa Cruz de Orán.

Así lo anunciaron los obispos de Argelia en un comunicado, en el que informan que será Angelo Becciu quien presida la beatificación en nombre del Papa. “Compartimos, con gran alegría, esta buena noticia para nuestra Iglesia en Argelia”, recalcaron.

Los frailes, inmortalizados en la fantástica película ‘De Dioses y de Hombres’, fueron secuestrados y asesinados en el monasterio en 1996. El obispo Pierre Claverie lo hizo cuando regresaba de una misa homenaje a los siete religiosos mártires, al explotarle un coche bomba. Otra decena de religiosos fallecieron entre 1994 y 1996, en la mayor persecución religiosa del país.

Estos son sus nombres:

Obispo Pierre Claverie, hermano Henri Vergès, la hermana Paul-Hélène Saint-Raymond, hermana Esther Paniagua Alonso Sor Caridad Álvarez Martín, el padre Jean Chevillard, Padre Alain Dieulangard, el padre Charles Deckers, el padre Christian Chessel, Sor Angèle-Marie Littlejohn hermana Bibiane Leclercq Sor Odette Prévost, el hermano Luc Dochier, el hermano Christian de Chergé hermano Christophe Lebreton, el Hermano Michel Fleury, el hermano Bruno Lemarchand, Hermano Célestin Ringeard, el hermano Paul Favre-Miville.

Para los obispos del país, “se nos dan como intercesores y modelos de vida cristiana, amistad y fraternidad, encuentro y diálogo”. “Que su ejemplo nos ayude en nuestra vida hoy. Desde Argelia, su beatificación supone, para la Iglesia y el mundo, un impulso y una llamada para construir juntos un mundo de paz y de fraternidad”.




Un comentario en “Los mártires de Argelia han sido beatificados el 8 de diciembre en Orán

  1. SILVIA ZAMBRANO ZAMBRANO

    Una profunda emoción embarga mi corazón.
    Son testimonio de vida entregada al servicio del pueblo argelino, pobre, dolido por la muerte de sus esposa, hijos, familiares que también padecieron la violencia y la muerte en la década del 90

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *